Reivindicación de la literatura en la fiesta de las letras de los XXXIV Premios Literarios Jaén de CajaGranada

En la fotografía, de izquierda a derecha, Alberto J. Schumacher, Begoña Oro, María Elena Martín-Vivaldi, Joaquín Holgado, Mariano F. Urresti y David López Sandoval
23 de Noviembre, 2018
  • La periodista y escritora Sonsoles Ónega ha destacado la importancia de leer para vivir otras vidas en el acto de entrega de los XXXIV Premios Literarios Jaén de CajaGranada que, en colaboración con Bankia, han concitado a numerosas personalidades de la sociedad, la literatura y la cultura andaluzas
  • La cita, que cuenta con el apoyo de Bankia, pone en valor la reivindicación del periodismo y de la literatura escrita por mujeres en una emocionante y concurrida velada literaria 

Convertidos en una cita indispensable para el mundo de las letras y la cultura de un panorama literario que va más allá de nuestras fronteras, los ya tradicionales Premios Literarios Jaén de CajaGranada Fundación, que cuentan con la colaboración de Bankia, alcanzan este año su trigésimo cuarta edición.

Como cada otoño, desde 1985, Jaén ha celebrado su fiesta de las letras, con el acto de entrega de los premios a los flamantes ganadores que, en esta edición, son Mariano Fernández Urresti, Premio de Novela, por “La maldición de Charles Dickens”; David López Sandoval, Premio de Poesía, por “Cuenta atrás”; y Begoña Oro Pradera y Alberto Jiménez, Premio de Narrativa Juvenil, por “Tú tan cáncer y yo tan virgo”.

En esta velada, que cada año organizan CajaGranada Fundación y Bankia, con la literatura como única protagonista, y que se ha celebrado en la Casería de las Palmeras en presencia de la presidenta de la Fundación, María Elena Martín-Vivaldi Caballero, y los tres ganadores de los Premios, se han dado cita numerosas personalidades de la cultura y la sociedad andaluzas: el alcalde de Jaén, Francisco Javier Márquez Sánchez; el rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez Ortega, y el diputado provincial de cultura y deportes de la Diputación de Jaén, Juan Ángel Pérez Arjona. Igualmente estuvieron presentesJoaquín Holgado Pérez, Director corporativo de la Territorial de Bankia en Andalucíay Salvador Curiel Chaves,Director corporativo de negocio de Bankia Empresas Sur-Canarias. 

Durante su intervención, la presidenta de CajaGranada Fundación, María Elena Martín-Vivaldi, ha dado la enhorabuena a los premiados felicitando a la conferenciante, Sonsoles Ónega, “por su brillante intervención y su invitación a leer para vivir otras vidas”. “Efectivamente, leer nos permite soñar, crecer, imaginar, multiplicar y enriquecer nuestras existencias. Y también ser más libres. Y más sensibles y empáticos con lo que ocurre a nuestro alrededor”, ha puntualizado.

Una felicitación a Sonsoles Ónega, especialmente, por su “encendida defensa de la prensa escrita como medio para formarnos una opinión solvente de lo que pasa a nuestro alrededor y tu reivindicación, tu reclamación de la literatura escrita por mujeres. Que la hay. Mucha y muy buena”. 

Continuó María Elena Martín-Vivaldi señalando que “nos encontramos otro año más, y ya son nada menos que 34 ediciones, en la entrega de unos Premios Literarios que, para mí, resultan especialmente emocionantes, no en vano, es la primera vez que me corresponde en suerte presidir este acto”. 

“Una tradicional y grata velada literaria en la que CajaGranada Fundación, con la colaboración de Bankia, tiene el placer y la satisfacción de compartir con la Ciudad de Jaén, con su provincia, con sus instituciones representativas, con su activo y vibrante mundo cultural, con sus empresas, clientes y amigos, y con todos ustedes; una cita sólidamente instalada en el calendario cultural de esta Ciudad y esta Provincia”, señaló la presidenta de la Fundación.

La presidenta de CajaGranada Fundación aclaró que muchas cosas han ocurrido en los últimos doce meses en el ámbito de nuestra competencia. “En la actualidad, CajaGranada Fundación forma parte de accionariado de una entidad financiera tan sólida y solvente como Bankia, fiel aliada nuestra en esta nueva singladura. Nos acompañan esta noche Joaquín Holgado, director territorial de Bankia en Andalucía; y Salvador Curiel, director corporativo de Negocio de Empresas Sur-Canarias de la entidad financiera; a los que agradezco su compromiso y su apoyo permanente a la Fundación y a todas las actividades que desarrollamos”.   

“Efectivamente, Bankia y CajaGranada Fundación seguimos caminando de la mano, cada una en su ámbito de actuación, entrelazadas y en gran sintonía. Quiero destacar el compromiso territorial de Bankia con Andalucía, especialmente con Granada y Jaén, donde está tan presente y con tanta fuerza y empuje como siempre, haciendo un esfuerzo sobresaliente para seguir siendo la entidad de referencia en el territorio”.

Elena Martín Vivaldi terminó señalando que “fruto de esta alianza son, además de estos Premios Literarios, las exposiciones artísticas que presentamos todos los meses en nuestra Sala de Paseo de la Estación o el Convenio con el Patronato de Cultura, del Ayuntamiento de Jaén, para el patrocinio del Festival de Otoño. También tiene incidencia directa en Jaén el programa social Vacacionantes y “Ayudamos a los que ayudan” a través del que, este año, CajaGranada Fundación y Bankia han impulsado a varias ONGs y asociaciones jiennenses comprometidas con el apoyo a quienes más lo necesitan, a las personas más desfavorecidas de la sociedad”.

 “Leer para vivir otras vidas”

En el acto de entrega de estos Premios Literarios Jaén 2018, la periodista y escritora Sonsoles Ónega ha realizado un alegato a favor de la lectura y al milagro del efecto de la palabra escrita, que permite vivir otras vidas.

Sonsoles Ónega comenzó su disertación señalando que los libros y sus escribanos permanecen porque han sido, son y serán la mejor arma del hombre para explicarse y para entenderse. Y para explicar y entender el mundo en el que vivimos.

Confesó: “Crecí entre libros en una hermosa biblioteca de madera de dos plantas con una escalera deliciosa en la que me sentaba a leer mientras mi padre escribía a máquina, al lado de un fax y un teléfono con contestador automático”, y se mostró convencida de que vivir entre libros forma lectores. “Es el mejor legado. Más valioso que una finca. Los libros estuvieron siempre ahí. Fueron faro y guía. Fueron un recurso en tardes de lluvia. En atardeceres de verano. Fueron la herencia, la única, sin duda la mejor, que recibí de mis padres”, señaló la periodista. 

Tras repasar algunas de las lecturas que forman parte de su vida, Sonsoles Ónega defendió que “somos lo que leemos. ¡Desconfíen ustedes de aquellos que no leen! No se dejen engatusar entre las sábanas de una casa sin libros. Nos vamos construyendo en las páginas que otros escribieron para lectores desconocidos sin saber que en cada personaje de cada novela hay un poco de nosotros mismos. La literatura tiene el poder inmenso de apaciguar nuestros miedos y frustraciones. Nos permite comprobar que otros también los han sentido. La literatura es un bálsamo para el dolor del mal de los amores y para la orfandad que puede llegar a invadirnos”.

En ese punto, Ónega hizo una encendida defensa de las mujeres escritoras, recordando una anécdota personal: “Hace pocos meses recibí a unas estudiantes de dieciséis años. Querían hablar de literatura. Me sorprendió una pregunta que me formularon desde su inocencia.

–¿Por qué no estudiamos a mujeres escritoras?

Podría haberles preguntado por Carmen Martín Gaite o por Carmen Laforet. Gloria Fuertes. Virginia Wolf. Pero preferí no domesticar su rebeldía.

–¡Reclamadlas! 

En el lector tiene que haber un rebelde que agite el pasado y, en el caso de las mujeres, que las reivindique”. 

Y es que “leer nos aporta dimensión y perspectiva. Coloca en su justa medida los conflictos sociales y las infelicidades más íntimas. Y nos ayuda a comprender. Lo de fuera y hacia dentro… El que lee y comprende un texto, leerá y comprenderá un programa electoral. Leer te hace libre. Y rebelde. Y contestatario. Y no hay actitud más saludable que la del ciudadano exigente con el poder y los poderosos”.  

Sonsoles Ónega terminó su intervención señalando que “una periodista que escribe debe reivindicar la lectura de periódicos. Cuantos más, mejor. Y cuanto más distintos sean en su enfoque de la actualidad, mejor aún. La palabra de un diario puede estar mancillada por el martirio al que las urgencias de nuestro tiempo han condenado al periodista. Aun así, leer periódicos es tan necesario como leer libros para formarnos una opinión solvente sobre los hechos políticos… Además, os diré algo: las mejores historias están en las páginas de los periódicos, en un pequeño anuncio por palabras o en una esquela. Si me escuchan escritores en la sala, no desdeñéis la búsqueda de personajes en las noticias publicadas”. 

Premio Jaén de Novela 2018

Dotado con 16.000 euros, el Premio Jaén de Novela es ‘La maldición de Charles Dickens’, del autor Mariano Fernández Urresti, nacido en Santander, es licenciado en Historia. En la actualidad, vive en Santillana del Mar (Cantabria). Es autor de casi una veintena de libros sobre enigmas históricos, entre los que destacan Los Templarios y la palabra perdida, La vida secreta de Jesús de Nazaret o Felipe II y el secreto de El Escorial. Es, además, coautor de libros como Gótica (Ed. Aguilar) o Las claves del Código da Vinci. Además, ha ganado el III Premio Finis Terrae de Ensayo Histórico con su obra La España expulsada.

El Jurado del premio Jaén de Novela ha premiado ‘La maldición de Charles Dickens’ “por su maestría al abordar un episodio poco conocido en la vida del autor inglés y construir con ello una sólida intriga a caballo entre el siglo XIX y el rodaje de una película en la actualidad”. 

Premio Jaén de Poesía 2018

El jurado de poesíaeligió, por unanimidad, la obra titulada ‘Cuenta atrás’, de David López Sandoval, escritor español, nacido en Córdoba, 1975. Esta modalidad está dotada con 10.000 euros y al mismo han concurrido 275 originales.

Sobre la obra ganadora, el Jurado ha subrayado la estructura del libro, muy bien construida y de extrema originalidad con textos que integran eficazmente vida y cultura, que presentan referencias constantes a otros autores. El autor hace gala de una magnífica capacidad de versificación tocando con audacia temas de gran actualidad y dureza. 

David López Sandoval, Córdoba 1975. Ha vivido en Tetuán, Marruecos, y en diversos lugares de España. Actualmente reside en Bullas, Murcia, donde ejerce como profesor de Lengua Castellana y Literatura.

Es Doctor en Filología Hispánica por la Universidad de Murcia y especialista en la narrativa española de los Siglos de Oro. Entre sus libros publicados destacan la novela Viaje al Parnaso (Editorial Epígono. 1999), la antología de poesía escrita en Murcia, Tras la espesa corteza de los días (Editora Regional de Murcia. 2001) y el libro de poemas Náufragos (Editorial Tres Fronteras. 2010). Es autor de algunos cuentos que han aparecido en varias antologías de narradores, y de numerosos artículos y ensayos publicados en revistas especializadas de Filosofía y Filología. Ha sido galardonado con el Primer Premio Fray Luis de León de Poesía en su edición de 2014. Actualmente escribe en Autopsia, blog personal donde trata sobre política, educación, literatura y arte.

Premio de Narrativa Juvenil 2018

En la categoría de Narrativa Juvenil, dotado con 10.000 euros y en la que se presentaron 37 obras, el jurado acordó, por unanimidad, proclamar ganadora la obra titulada ‘Tú tan cáncer y yo tan virgo’, de Begoña Oro Pradera y Alberto Jiménez. El jurado ha valorado que es “una novela fresca y genuina, que aborda un tema difícil como es el cáncer con delicadeza y sentido del humor”.  

Begoña Oro Pradera nació en Zaragoza, en cuya universidad estudió Derecho de 1992 a 1995. A continuación, se especializó en Literatura en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Al año siguiente comenzó a trabajar como editora para el Grupo SM, a cargo de las colecciones juveniles Gran Angular, Alerta Roja, Club y Club de los clásicos. Ha escrito o traducido más de doscientos títulos, y le debemos la creación de los personajes Superleo, Ana Marciana, el capitán Cucurucho y Chichón Croqueto, entre otros. Cuando no escribe, realiza talleres de escritura y visitas a centros escolares con actividades de animación a la lectura.   En el año 2011 se alzó con el Premio Gran Angular por su obra Pomelo y limón y en 2014 quedó finalista del Premio El Barco de Vapor 2014 por El niño del carrito.

Por su parte, Alberto Jiménez Schuhmacher, (Zaragoza, España, 1980) es un investigador español que trabaja en el desarrollo de nuevos métodos de diagnóstico frente al cáncer, el desarrollo de modelos animales para estudiar enfermedades raras como el síndrome de Costello y el síndrome de Noonan, así como el descubrimiento de varios tratamientos para paliar sus síntomas. En 2003 se vio obligado a marcharse de España ante la falta de oportunidades. Trabajó en Ginebra y en el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York hasta 2013. En marzo de 2013 volvió a España al ser fichado por el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) con sede en Madrid. Desde el 1 de julio de 2017 dirige el Laboratorio de Oncología Molecular del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón (IIS).

Premios Literarios Jaén 2018

448 manuscritos inéditos han concurrido en las modalidades de Novela, Poesía y Narrativa Juvenil; unos Premios Literarios Jaén sobre los que los jurados han destacado el apoyo de CajaGranada Fundación y Bankia a la creación literaria y su inquebrantable y constante vocación de fomento de la cultura.

Toda la Actualidad

en CAJAGRANADA Fundación

Facebook
Twitter
Google +
CAJAGRANADA Fundación