El Centro de Exposiciones de CajaGranada en Puerta Real inaugura una muestra de belenes de distintos países del mundo

María Elena Martín-Vivaldi, Antonio Basanta y Joaquín Holgado
26 de Noviembre, 2019
  • La exposición ‘Belenes del mundo’ organizada en colaboración con Bankia, consta de 130 composiciones diferentes en torno al universo iconográfico del belén
     
  • Un tradicional pesebre napolitano, obra de importantes talleres de maestros belenistas actuales, es el montaje más singular de la muestra, que se abre al público el próximo 5 de diciembre

Esta mañana ha quedado presentada la exposición ‘Belenes del mundo’, la nueva muestra que acogerá el Centro de Exposiciones CajaGranada Puerta Real entre los días 5 de diciembre y 5 de enero del próximo año 2020.
 
Se trata de una muestra compuesta por 130 composiciones diferentes en torno al concepto de belén, provenientes de distintos países de los cinco continentes, entre los que destaca como pieza más singular un belén napolitano de gran formato, cuyas espectaculares piezas realizadas por grandes maestros especialistas en el tema siguen la rica tradición de esta zona del sur de Italia.

La presentación de ‘Belenes del mundo’ ha contado con la participación de la presidenta de CajaGranada Fundación, María Elena Martín-Vivaldi; el director corporativo de la Territorial de Bankia en Andalucía, Joaquín Holgado; y el propietario de la colección, Antonio Basanta.

Durante la presentación, MarÍa Elena Martín-Vivaldi agradeció a Bankia “su colaboración para que podamos disfrutar de esta extraordinaria exposición en Granada y agradeció a los coleccionistas su confianza en CajaGranada Fundación, felicitándoles por su amor a la cultura belenística desde hace 42 años, una tradición que cuenta la historia del mundo”.

Por su parte, Joaquín Holgado ha destacado que “para Bankia es una gran satisfacción que el lugar de España elegido este año para presentar la Colección Basanta-Martín | Belenes del Mundo sea Granada”. “Es un reflejo del compromiso que tiene Bankia con la cultura y la sociedad granadina”, ha asegurado para apuntar que “Granada es un territorio muy importante para nosotros, no sólo porque es parte de nuestra historia, de nuestras raíces fundacionales, sino también por su enorme importancia desde el punto de vista del negocio”.

Antonio Basanta puso de manifiesto “el honor, el placer y el lujo que supone exhibir parte de nuestra colección en Granada. Es un nuevo hogar para nosotros y sólo ha sido posible gracias al apoyo y la colaboración de Bankia y CajaGranada Fundación.

Esta exposición cuenta con una muestra de 130 grupos belenísticos de nuestra colección, que reúnen hasta 3500 piezas, procedentes de 4 continentes y 93 países diferentes.”
 

Los belenes del mundo 

La exposición ‘Belenes del mundo’ está compuesta por 130 composiciones diferentes en torno al belén, desde las más tradicionales, hay uno granadino del taller del maestro Jesús Mariscal, hasta piezas muy originales y diversas, como el huevo de pascua ruso que compendia el misterio del nacimiento de Jesús. Esta mañana se han presentado los belenes europeos y, en especial, el belén napolitano. 

El origen del belén

La celebración de la fiesta de la Natividad tuvo un desarrollo tardío en el primitivo calendario litúrgico cristiano. No sería hasta el siglo IV cuando empezara a festejarse, en torno a las pretendidas reliquias de la cuna original de Jesús, depositadas en la basílica de Santa María la Mayor de Roma.

El canto y las representaciones escénicas constituían la base de aquellas primitivas celebraciones. Y así seguiría siéndolo durante siglos, como lo prueba el hecho de que la primera pieza de teatro medieval español que conservemos sea precisamente el Auto de los Reyes Magos.

El impulso definitivo al belén lo aporta un personaje extraordinario, Francisco de Asís, homenajeado en la muestra con una magnífica escultura en madera obra de José Luis Mayo Lebrija, quien renunció a la holgada posición que le garantizaba su acaudalada familia, para vivir en la más profunda humildad y pobreza.

Al regreso de su visita a Tierra Santa, en la Nochebuena de 1223, y en una cueva del pequeño pueblecito de Greccio, Francisco decide escenificar el nacimiento de Jesús como ambientación de la Misa del Gallo. Pone junto al altar un buey y una mula que le ha cedido un aldeano. Y, sobre el suelo, coloca una yacija, en la que deposita una imagen del Niño Jesús. 

A partir de aquel 24 de diciembre de 1223, los franciscanos y, más tarde, las clarisas adoptan la costumbre de celebrar la Navidad en torno a la figura del Niño Dios, al que acunan y arrullan, como hiciera Francisco, y a quien pronto hacen acompañar de las figuras de sus padres y de otros tantos personajes. 

Pasan los años. El rito trasciende el ámbito conventual. Se propaga por otras tantas iglesias, palacios y hogares…Y la tradición del belén arraiga en el mundo, llegando felizmente a nuestros días.

Los belenes europeos de la muestra

Europa es el continente donde nació la tradición artística del belén, que tiene su más remoto antecedente en las primitivas celebraciones que, en torno a la fiesta de la Natividad de Jesús, comienzan a celebrarse a partir del siglo IV d.C y que, en la noche del 24 de diciembre de 1223, en la Misa de Gallo en la que San Francisco de Asís representó un pequeño belén viviente, adquiere su impulso definitivo.

Por ello, ‘Belenes del mundo’ desea culminar su propuesta expositiva mostrando piezas muy singulares de la belenística europea venidas de Francia, Alemania, Austria, Suiza, Dinamarca, República Checa, Eslovaquia, Ucrania, Lituania, Rusia, Polonia, Hungría, Estonia, Portugal, España e Italia.

Y es precisamente la suma de las culturas propias de estos dos últimos países, la que ha hecho posible el Belén Monumental Napolitano que se presenta en la muestra. Tan italiano. Y, precisamente por ello, tan español, pues la presencia de España en el reino de Nápoles fue constante durante varios siglos, dando lugar a un intercambio cultural tan frecuente como fascinante.
 

El belén napolitano

Caracterizan al belén napolitano la singularidad de sus figuras, la cuidada ambientación y escenografía de sus montajes y la multitud de detalles y objetos que se congregan, a veces de manera arrebatada, en todos ellos.

Las figuras se realizan partiendo de un maniquí de estopa y alambre, lo que permite adoptar brazos, piernas y parte del tronco a la posición que cada cual desee.

Posteriormente se tallan o modelan las manos, piernas, pies, cabezas y torso. Terminada su elaboración, se procede a colorear los rostros, al tiempo que se incorporan los ojos de cristal.

Finalmente se acomete la labor de vestir cada figura, así como de complementarla con variedad de aderezos: aretes de plata, collares de coral, broches de perlas, brocados de oro, botonaduras de plata…

Para la fabricación de los objetos se combina el uso de la madera y de la cera que da vida a frutas, carnes, pescados y otros tantos alimentos que forman parte de una de las escenas prototípicas del belén napolitano: el mercado.

La tradición del belén napolitano no sólo no se ha interrumpido, sino que constituye en la actualidad una verdadera rama del arte y la industria de la ciudad. De ahí que en el Belén Monumental de la Colección Basanta- Martín, junto a extraordinarias figuras de época, se exhiban otras tantas procedentes de grandes artistas contemporáneos del belenismo napolitano: Lina Pontecorvo, SofiaD´Auria, Alfredo Molli, Giuseppe y Marco Ferrigno, Antonio Esposito, Giuseppe Ercolano, Giuseppe y Ciro Sinno, UldericoPinfildi  y Giuseppe Cesarini.

Como fondo del montaje se ha reproducido un fragmento del cuadro Partida de Carlos de Borbón a España, vista desde el mar, de Antonio Joli, pintura conservada en el Museo del Prado. La obra describe el momento en que la escuadra española- 6 de octubre de 1759 – abandona el puerto de Nápoles para conducir hacia nuestro país a la persona, familia y séquito de quien reinará entre nosotros como Carlos III. Fue este monarca el que puso de moda en nuestro país los pesebres napolitanos.

El presente montaje del Belén Monumental Napolitano de la Colección Basanta- Martín ha sido diseñado, dirigido y realizado por uno de los más grandes escultores belenistas españoles: José Luis Mayo Lebrija, autor también de las arquitecturas que pueblan la escenografía.

Colección Basanta-Martín

La Colección Basanta-Martín, a juicio de los expertos, la más importante del mundo en su rango, está compuesta por más de 4.000 conjuntos belenísticos y por encima de 25.000 figuras, procedentes de cerca de 150 países diferentes.

Iniciada en el año de 1977 por el matrimonio formado por María de los Ángeles Martín y Antonio Basanta, la Colección se caracteriza por su extraordinaria calidad y variedad, la amplísima extensión geográfica que abarca y el hecho de que la mayor parte de sus obras pertenezca a escultores o artesanos en plena actividad, lo que confirma la universalidad y pujanza de la expresión artística del belén. 

Es deseo de sus compiladores que la Colección pueda ser conocida por el mayor número posible de personas. Y por ello, desde el año 2000, ha exhibido buena parte de su contenido en distintas exposiciones celebradas en Ávila, Cáceres, Cádiz, Madrid, Salamanca, Sevilla, Zamora o en las ciudades portuguesas de Castelo-Branco y Alcains, a las que, en las presentes Navidades y gracias al apoyo de Bankia y de la Fundación CajaGranada, se suma la capital granadina.

 

Información práctica.

LUGAR: Centro de Exposiciones CajaGranada Puerta Real (Acera del Casino, 7. Granada)

FECHA: Del 5 de diciembre de 2019 al 5 de enero de 2020

HORARIO: De lunes a domingo de 12:00 a 14:00 h y de 18:00 a 21:00 horas / Cerrado 24 y 31 de diciembre en horario de tarde.

ENTRADA LIBRE

VISITAS GUIADAS:

  • Para centros escolares del 10 al 20 de diciembre de 10:00 a 14:00 h (reservas en el teléfono 958222257 de lunes a viernes de 9 a 14 h.)
  • Visitas disponibles para público general

 

Toda la Actualidad

en CAJAGRANADA Fundación

Facebook
Twitter
CAJAGRANADA Fundación